A priori cuesta encontrar relación entre una bodega y un grafitero, pero cuando una bodega apuesta por el arte como vía para transmitir sus valores, nacen proyectos como Streets of Color. Un proyecto que nació hace cuatro años, impulsado desde la bodeja riojana “Campo Viejo” y que ha unido a los grafiteros OKUDA y REMED transformado espacios en Londres, Madrid, Bruselas, Toronto, etc. Entre ambos ha surgido un estilo común donde los vivos colores y la geometría se entrelazan a la perfección.

okuda_remed_1

En esta ocasión los grafiteros han vuelto a encontrarse para dotar de color a los viñedos de Campo Viejo en La Rioja (España), en concreto una monumental escultura de más de 6m de altura, titulada “Un puente entre cielo y tierra” e instalada en 2013 en los viñedos, ha sido ahora transformada por estos dos artistas.

Fotos: Iñigo Martínez.