La exposición “El infierno según Rodin” plantea toda una serie de preguntas sobre el célebre escultor francés Auguste Rodin (1840- 1917) que intentó hasta en tres ocasiones entrar en la Escuela de Bellas Artes de París, donde fue rechazado.

Un rechazo que no mermó su creatividad ni su curiosidad. De manera autodidacta, con lápiz y papel se adentraba en el Louvre para capturar la esencia de la belleza de los grandes autores del pasado. Una esencia que no quería reproducir con la clase alta de París, sino con personas normales de su barrio.

La exposición es un completo recorrido por la trayectoria de Rodin, pero sin duda el eje vertebrador es el proyecto que recibe en 1880. Con apenas 40 años, y tras numerosas dudas sobre la veracidad de su trabajo por la gran maestría que presentaba, el Estado francés le encargo diseñar en tres años una puerta de bronce para un museo de artes decorativas que quería construir.

La temática de la puerta debía ser la Divina Comedia de Dante, pero Rodin decidió centrarse especialmente en la temática del infierno, a la que dotó de un espíritu sensual a la par que atormentado procedente de los poemas de Baudelaire recogidos en Las flores del mal. Esta fusión provoco que el infierno como lugar de castigo basado en Dante se transformase en un estado del alma, un tormento íntimo gracias a la fusión de los textos de Baudelaire. Este proyecto le llevó más de veinte años, de hecho el propio Rodin nunca lo dió por finalizado. Rodin dedicó a este proyecto lo mejor de su pensamiento y de su trabajo, de hecho de él salieron las obras más icónicas del escultor: El pensador y El beso.

Aquí podemos ver el principio, la primera maqueta de la Puerta del Infierno, fechada en 1880, un rápido esbozo modelado sobre cera negra con grandes huellas del pulgar:

Première maquette de La Porte de l’Enfer, 1880 [Primera maqueta de La porta de l’infern / Primera maqueta de La puerta del Infierno] Cera sobre fusta / Cera sobre madera 23 x 26 x 6,2 cm Musée Rodin, París. S.01170 © musee Rodin (photo Christian Baraja)

A lo largo de la muestra también se pueden contemplar numerosos dibujos que muestran el continuo estudio de Rodin sobre el movimiento de las figuras que aparecerían en la puerta, algunos de estos dibujos incluso contienen anotaciones sobre su emplazamiento en la puerta o describen las escenas que representan.

Projet pour La Porte de l’Enfer, c. 1887 [Projecte per a La porta de l’Infern / Proyecto para La puerta del Infierno] Paper de calcar i paper; llapis grafit, tinta a la ploma / Papel de calco y papel; lápiz de grafito, tinta a la pluma 19,3 x 14,9 cm Musée Rodin, París. D.01963 © Musée Rodin (photo Jean de Calan)

Dante tombant à la renverse (recto), c. 1880 [Dant caient d’esquena (anvers) / Dante cayendo de espaldas (anverso)] Paper pautat; carbonet, llapis grafit i esfumí, tinta a la ploma / Papel pautado, carboncillo, lápiz de grafito-difumino, pluma-tinta, lápiz 19,1 x 12,8 cm Musée Rodin, París. D.01920 © musee Rodin (photo Jean de Calan)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin duda una gran muestra para disfrutar del gran escultor francés y para profundizar en este titánico proyecto que vió la luz en 1900 durante la Exposición Universal de París, donde contó expresamente con un Pabellón y donde se presentó la puerta separada en dos y por piezas. El gran yeso fue posteriormente expuesto en el Musée d’Orsay y finalmente a principios de la década de 1920, el Musée Rodin emprendió los trabajos de la fundición de la puerta en bronce.

“El nombre de Dante es un mero pretexto, este no es su Infierno, este no es su Paraíso, este no es su Purgatorio, somos nosotros, sois vosotros, es este tiempo, es esta ciudad, es nuestra triste humanidad alzada por un gran filósofo, por un vidente”. M. D’Auray, 1889.

Si quieres ver en vivo esta preciosa exposición organizada conjuntamente con el Musée Rodin de Paris, date prisa! La han prorrogado hasta el 28 de enero en Fundación MAPFRE. Casa Garriga Nogués c/Diputació, 250. Barcelona. Por cierto, echarle un vistazo al precioso catálogo que han realizado donde incluyen un capítulo de la influencia de esta puerta en el arte contemporáneo 😉