Es indiscutible el valor que tiene Jan Van Eyck en la Historia del Arte, más aún teniendo en cuenta que en todo el mundo apenas se han conservado 20 obras de este maestro. Ahora, Flandes y especialmente la ciudad de Gante se prepara para la finalización de la restauración de su gran obra: el retablo La Adoración del Cordero Místico (1432).

Por ello, 2020 será el Año Van Ecyk con la campaña OMG! Van Eyck was here, un año lleno de actividades y eventos donde Gante quiere demostrar cómo el legado de Van Eyck sigue formando parte del ADN de la ciudad seis siglos después.

(c)Stad Gent

¿Por qué OMG! Van Eyck was here?

Se trata de un juego de palabras que hace referencia a la frase Johannes de Eyck fuit hic (“aquí estuvo Jan Van Eyck”) con la que el pintor firmó la conocida obra “Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa” (1434). Fue uno de los primeros artistas que salió del anonimato firmando su obra e incluso retratándose en ella a través del reflejo en el espejo ubicado detrás de la pareja. La expresión OMG! tan usada a día de hoy para mostrar asombro y sorpresa encaja con la sensación que siguen generando las obras del maestro flamenco y también es un juego de palabras con “Oh my Ghent”, un motivo de orgullo para la ciudad y para sus habitantes, ya que el retablo del Cordero Místico lo encargaron desde el Ayuntamiento.

Presentación OMG! Van Eyck was here en Barcelona

Hace unos días tuve el placer de asistir a la exclusiva presentación de este acontecimiento para medios de comunicación y agencias de viajes, invitada por la Oficina de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas. El evento que transcurrió en el restaurante Òleum del MNAC (Barcelona) permitió conocer al detalle toda la programación y exposiciones que han preparado para celebrar el año Van Eyck.

La presentación comenzó con un replanteamiento del turismo y de su sostenibilidad, más allá de la ecológica y de la social, se habló de la sostenibilidad intelectual, de viajar para aprender, de aprender viajando en cualquier generación. Desde aquí aprovecho para felicitar públicamente a las personas implicadas en la organización del evento, cuidaron hasta el más mínimo detalle, cervezas de Jan Van Eyck, regalos personalizados, menú con obras de Van eyck, incluso las copas de cerveza hacían referencia a Flandes!

 

La figura de Jan Van Eyck (Maaseik, 1390? – Brujas, 1441)

Este maestro significó para la Baja Edad Media lo que Picasso para la pintura moderna. Su arte supuso una gran revolución gracias a su innovadora técnica de pintura al óleo y su gran detallismo y uso de la perspectiva. El realismo que Van Eyck conseguía en sus obras fue algo insólito y sigue, seis siglos después, maravillando a todos los que disfrutan de sus obras.

Aunque en vida llegó a ser el pintor más famoso de Europa, a día de hoy aún hay poca información sobre su figura. Fue diplomático y pintor de cámara de Felipe el Bueno, Duque de Borgoña, viajó por toda Flandes y residió en ciudades como Gante y Brujas, donde conoció a ricos mercaderes y políticos interesados en adquirir sus obras. Tras la muerte de su hermano Hubert, terminó en Gante el gran retablo del Cordero Místico por encargo del concejal Joos Vijd y su esposa Elisabeth Borluut. Es curioso el carácter polifacético de Jan Van Eyck, ya que no solo tenía talento en la pintura, también le encargaban misiones de espionaje secretas en toda Europa, de hecho era común la cesión de un artista a la corte rival para conocer todos los detalles de la competencia. En uno de esos viajes, Van Eyck fue a Portugal donde retrató a Isabel, futura tercera esposa de Felipe el Bueno. También aprovechaba para conocer la fauna y flora de nuevos territorios, un conocimiento que le inspiró para reproducirla de forma muy detallada en el retablo del Cordero Místico.

Pintor, espía y también fue científico, ya que no solo perfeccionó la técnica de la pintura al óleo, también logró un magistral detallismo, sus ojos servían a la vez de microscopio y de telescopio. Destaca su uso pionero de la perspectiva atmosférica, es decir, en sus pinturas lograba dar una sensación de profundidad jamás vista, posicionando a Van Eyck muy por delante de sus contemporáneos.

El retablo del Cordero Místico

Teniendo presente como la representación visual de los relatos bíblicos en un retablo era clave para entender la religión en un momento en el que la mayoría de los creyentes eran analfabetos, cuánto más impresionante era la obra, más grande era el impacto y más fuerte llegaba el mensaje divino.

El concejal de Gante, Joos Vijd encargó a Jan Van Eyck la obra, pero no se sabe con certeza el grado de implicación en la creación de la obra de su hermano mayor Hubert. De hecho es posible que el retablo sea una creación de todo el taller que tenían, dadas las dimensiones de la obra.

El retablo compuesto por 12 paneles, solo se abría los domingos y festivos, el resto de día permanecía cerrado y solo se podían contemplar los paneles exteriores. Cabe destacar el contraste entre la sobriedad cromática de los paneles exteriores y la riqueza de color de los interiores, un contraste que simboliza la realidad terrenal que deja paso a la abundancia y la majestuosidad del cielo.

El retablo está realizado con paneles de roble, cubiertos por una fina capa de tiza y cola de origen animal, sobre esta preparación se aplicaron un sinfín de finas capas de pintura al aceite para representar a todos los personajes. Y aquí reside la magia. Esa insistencia en ir aplicando capa a capa para conformar todos los personajes del retablo es un trabajo de miniatura, que requiere gran precisión y cuyo resultado de pintura traslúcida le da al cuadro una sensación de la luz emana del interior del retablo.

Esta precisión de Jan Van Eyck se perdió en gran parte con la restauración de Lancelot Blondeel y Jan van Scorel realizada sobre 1550, donde se repintó prácticamente el 60% de la obra original. Cuando en 2012 se comenzó la restauración es cuando se han ido descubriendo grandes detalles originales de la creación de Jan Van Eyck. Primero se restauraron los paneles exteriores, cuya restauración finalizó en 2016. Actualmente están finalizando la restauración de los paneles interiores, retirando con sumo cuidado el barniz amarillento y las antiguas capas de pintura superpuestas con el objetivo de revelar el verdadero y virtuoso trabajo de Van Eyck: los colores, los detalles, los pliegues, la profundidad… Sin duda, este 2020 es una oportunidad única para ver el magistral retablo.

Un retablo objeto de 13 crímenes y 7 robos y a día de hoy un panel permanece desaparecido

A lo largo de la historia, el políptico ha sido dañado, casi destruido, robado y objeto de contrabando. La primera de las vicisitudes tuvo lugar en 1556, con la Furia iconoclasta, cuando el catolicismo dejó de ser la religión oficial de Gante para ser sustituida por el calvinismo. Dada la oposición de estos a la veneración de imágenes de santos, se destruyeron muchas imágenes religiosas y el políptico era el objetivo principal de la masa furiosa. Los guardianes católicos subieron panel por panel al campanario de la catedral antes de la llegada de los iconoclastas, salvando así esta obra. Por miedo a que los iconoclastas descubrieran el escondite, los católicos decidieron desplazar la obra al Ayuntamiento por su seguridad, el cuadro permaneció allí bajo llave hasta la instauración del catolicismo en Gante en 1584 que se volvió a colocar en la catedral de San Bavón.

En 1781 el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico visitó Gante y se escandalizó al ver la desnudez de los paneles de Adán y Eva, desde su punto de vista la desnudez era innecesaria e incluso pornográfica. Por ello para evitar conflictos con el emperador, el alcalde de Gante retiró los paneles de Adán y Eva y los guardó en los archivos de la catedral. Unos años más tarde, en 1794 durante la revolución francesa se suprimieron todas las instituciones religiosas y se confiscaron todas sus posesiones, de modo que las tropas francesas transportaron el panel central del políptico hasta París en carreta, donde se convirtió en una de las piezas más valiosas del Louvre. Los paneles laterales quedaron en la catedral junto con los de Adán y Eva.

En 1815 tras la batalla de Waterloo el rey Luis XVIII devolvió el panel central a Gante. Pero en 1816 el retablo fue desmontado de nuevo, en diciembre de ese año se vendieron los paneles laterales -a excepción de los de Adán y Eva- a un comerciante de arte L. J. Nieuwenhuys por 3.000 florines y en 1821 acabaron llegando a manos del rey de Prusia a través del coleccionista británico Solly. El rey los cedió al Museo Kaiser Friedrich en Berlín, donde los seis paneles laterales fueron cortados longitudinalmente por la mitad, una medida drástica tomada para poder exponer ambas caras de los paneles al mismo tiempo.

En 1822 hubo un incendio en la catedral de Gante y el panel central del registro inferior se partió por la mitad con las prisas para ponerlo a salvo. En 1861 el Estado belga convenció a la Junta Parroquial de la catedral de San Bavón para venderle los paneles originales donde aparecían Adán y Eva desnudos. El gobierno pagó 50.000 francos belgas y los expuso en el Museo Nacional de Bruselas donando a la catedral como parte del trato unas copias de los paneles laterales realizadas en 1559 por Michiel Coxcie que podían sustituir a los que se encontraban en Berlín. Además el acuerdo incluía que el gobierno pagaría al artista Victor Lagye para pintar copias de los paneles de Adán y Eva envueltos en pieles para esconder su desnudez.

Pero la historia del políptico no acaba aquí, cuando Alemania invadió a Bélgica durante la Primera Guerra Mundial, el canónigo de la catedral de San Bavón se ofreció como voluntario para proteger el retablo, no contó con muchos ganteses dispuestos a ayudarle, por lo que dos ministros belgas le redactaron una carta donde se indicaba que el retablo se tenía que transportar a Inglaterra para ponerlo a salvo, de modo que si los alemanes llegaban se podía presentar esa carta. El canónigo organizó un transporte clandestino de la obra en grandes cajas de madera y la llevó a dos casas particulares de Gante, donde los paneles fueron emparedados o escondidos debajo del suelo. El plan funcionó y tras la guerra, el Tratado de Versalles obligó a Alemania a restituir los paneles expuestos en el museo de Berlín como parte de las reparaciones de guerra, por fin el retablo volvía estar completo.

El 11 de abril de 1934 Gante despertó con la noticia de la desaparición de dos paneles del Cordero Místico: los Jueces Justos y Juan Bautista, en el marco vacío del retablo los ladrones habían dejado una nota en francés: “Arrebatado de Alemania por el Tratado de Versalles”, las semanas siguientes el obispo de Gante recibió cartas de extorsión por un rescate de un millón de francos belgas, se hizo un intercambio por el panel de Juan Bautista en la estación de Bruselas Norte, pero no hubo más negociaciones y el panel de los Jueces Justos nunca se recuperó, siendo uno de los robos más intrigantes del siglo XX. En 1950 el retablo fue desmontado y transportado al Laboratorio Central de los museos belgas para recibir un tratamiento de conservación y restauración bajo la dirección de Albert Philippot, un trabajo muy minimalista para respetar al máximo la autenticidad histórica y la estética de la obra. En 1986 por motivos de seguridad y conservación el políptico se movió de su emplazamiento original la capilla Vijdkapel. En 2012 comenzó la restauración en el taller del Museo de Bellas Artes de Gante.

Campaña “The Adoration of True Love

Desde la agencia de Turismo de Flandes han lanzado una campaña para mostrar hoy las diferentes parejas que podrían mostrarse en los paneles de Adán y Eva.

Exposición Van Eyck. Una revolución óptica

El 1 de febrero de 2020, abrirá las puertas la mayor exposición de la historia sobre Jan Van Eyck en el Museo de Bellas Artes de Gante (MSK). Teniendo en cuenta la escasa cantidad de obras que dejó Van Eyck, apenas se han conservado una veintena, más de la mitad viajarán a Gante y se expondrán junto con obras del taller, copias de cuadros perdidos y otras obras maestras de la Baja Edad Media.

Sin duda, la joya de la exposición serán los 8 paneles exteriores de La adoración del cordero místico, ya restaurados, por primera vez se podrán ver fuera de la catedral de San Bavón. Los paneles estarán repartidos por las salas de la exposición para poder disfrutar en solitario de cada uno de ellos. Una oportunidad única para poder contemplarlos de cerca, ya que posteriormente regresarán a la catedral de nuevo.

El eje temático de la exposición es la revolución óptica que supuso la obra de Van Eyck. Casi 600 años después de su muerte sigue siendo actual. Primero influyó en la pintura occidental -de hecho en la exposición se podrán ver confrontadas obras de Van Eyck con obras de contemporáneos a él, sobre todo de artistas del Renacimiento italiano, algo bastante inédito ya que son escasas las ocasiones en las que se puede apreciar el arte italiano y el flamenco-, ya que siendo pintor de la corte de Borgoña realizó viajes diplomáticos por Europa y se movía en círculos nobles y burgueses. Pero sobre todo Van Eyck, supo sumar sus conocimientos científicos, su capacidad de observación y su magistral manejo de la pintura al óleo para pintar el mundo como nadie lo había hecho hasta entonces. En ocasiones en sus obras, solo falta escuchar la respiración, no hay detalle que haya dejado a medias, fue capaz de pintar esculturas como si fuera un ilusionista. Sin embargo, la escasez de sus obras hace que sobre Van Eyck o extensa información sobre su vida, se haya colocado un halo de enigma. Esta exposición tratará de hablar de esos mitos que han rodeado la figura de Van Eyck.

Esta exposición será el inicio del año temático de Gante OMG! Van Eyck was here y se podrá disfrutar hasta el 30 de abril de 2020.

Un amplio programa de actividades paralelas en torno al retablo del Cordero Místico

Más allá de la restauración del retablo y de la gran exposición Van Eyck. Una revolución óptica, el retablo inspira en múltiples ámbitos: instrumentos musicales, edificaciones, fauna, flora, joyas, ropajes… Por ello el programa de actividades paralelas en este Año Van Eyck ha trabajado en todo ello y ofrecerá arte, música, actividades familiares, deporte, teatro y flora, algunas de las actividades más destacadas son:

· espectáculos multimedia con Lights on Van Eyck en la Iglesia de San Nicolás de marzo a octubre, una mezcla de arte multimedia, música y videomapping donde se reinterpretará digital y musicalmente el retablo del Cordero Místico de la mano de Mat Collishaw.

· exposición Kleureyck. Los colores de Van Eyck en el diseño, que se podrá disfrutar en el Museo del Diseño de Gante, un viaje por los siete colores principales utilizados por Van Eyck junto con proyectos de diseñadores y artistas contemporáneos, todo bajo el lema “colores y sentidos”.

· apertura del Museo de la Ciencia de la Universidad de Gante, en marzo de 2020, el GUM se inaugurará con la exposición sobre la perspectiva y la geometría en la obra de Van Eyck, un diálogo entre el análisis científico y la obra de artistas contemporáneos.

· exposición sobre el legado del maestro en las artes modernas, la exposición es el resultado de un proyecto de investigación de los estudiantes del postgrado de estudios curatoriales del KASK, donde usan el Cordero Místico y los conceptos rendición y gloria para examinar el arte contemporáneo.

· en octubre tendrá lugar la apertura del Centro de visitantes en la catedral de San Bavón donde se explicará la importancia religiosa y el valor histórico-artístico del retablo. Además contará con una visita en RA para contemplar los diferentes períodos de la construcción de la catedral.

· concierto donde Koen Broos, Margarida Garcia, Alex Fostier y Björn Schmelzer (Graindelavoix) explorarán el interior sonoro de las obras de Van Eyck.

· concierto dentro del Festival de Flandes, donde el Cordero Místico cobrará vida a través de un viaje musical de doce composiciones de altra calidad, cada una inspirada en una de las tablas del políptico.

· el grupo postmetal Amenra estrenará en su concierto en junio una nueva creación basada en la canción medieval de Egidio, una elegía medieval que el poeta dedica a su amigo fallecido habla del lado oscuro de la vida, una característica del período en el que vivió Van Eyck.

· en primavera Catalina Vicens junto con otros músicos clásicos y experimentales presentará un concierto en directo único con instrumentos históricos, uno de ellos es un órgano portable construido basándose en el órgano representado en uno de los paneles del Cordero Místico.

· exposición infantil Dag Jan – El pequeño reino de Jan Van Eyck, donde niños y padres se adentrarán en el universo del maestro flamenco gracias a una audioguía podrán conocer la atmósfera del siglo XV, la galería, el salón, el taller y la capilla de Van Eyck.

· obra de teatro de títeres El misterio revelado por la compañía TAPTOE’s Erf donde los espectadores podrán sentarse alrededor de un modelo a escala del retablo y cada panel sustituido por un lienzo en blanco servirá de escenario para los títeres.

· maratón Jan Van Eyck, una fiesta deportiva donde habrá animación y paradas musicales bajo el lema “Als ich can” (si puedo hacerlo) una de las firmas de Van Eyck.

· el festival de las Floralias de Gante del 1 al 10 de mayo hará en su edición de 2020 un homenaje al silencio, a la calma y a las flores y las plantas ornamentales representadas en el Cordero Místico. Los maestros florales reinterpretarán el retablo y establecerán un vínculo entre el arte, el patrimonio de Gante y la flora. Un espectáculo de colores y de olores que transportará a los visitantes al jardín paradisíaco de Van Eyck.

· la plaza Maaseikplein se convertirá en un huerto fructícola gigante con manzanos, perales, higueras, cerezos, almendros y moreras que, junto con plantas y flores mostrarán la riqueza mostrada en el Cordero Místico. Un oasis verde en el centro de la ciudad, una plaza para relajarse.

· Tour de los siete sentidos para descubrir Gante a través de la mirada de Van Eyck con paradas ante obras de arte callejero inspiradas en Jan Van Eyck, lectura de poemas, etc.

· la iniciativa Maestros flamencos in situ abre las puertas de numerosos conventos, iglesias, capillas, beaterios y castillos de toda Flandes donde aún se pueden admirar obras creadas por los Maestros flamencos de los siglos XV, XVI y XVII en su ubicación original. Entre junio y septiembre de 2020, cada fin de semana se realizaran estas rutas llevadas a cabo por embajadores del patrimonio gantés formados para explicar la historia que esconde cada obra maestra.

· el comercio artesano también tiene su lugar, más de 70 artesanos ganteses se han comprometido a crear un producto o un diseño inspirado en el Cordero Místico, profesionales apasionados que mantienen viva la maestría artesanal con esmero, paciencia y pericia. Entre los productos que se crearán habrá joyas, sombreros, creaciones florales, cervezas, tapices, bufandas, bolsos, cerámica, etc.

· los restaurantes y panaderías de Gante acogerán platos típicos del patrimonio culinario del siglo XV con recetas contemporáneas con ingredientes históricos regionales y de calidad de agricultores de proximidad.

· de mediados de diciembre de 2020 a mediados de enero de 2021, el Castillo Encantado de Invierno, transforma el Castillo de los condes en un mágico paraíso invernal, una experiencia ambientada en el siglo XV, la época de Van Eyck.

 

Brujas también rinde homenaje a Jan Van Eyck

No solo Gante celebrará el año Van Eyck, la ciudad de Brujas también se suma a la celebración acogiendo tres exposiciones:

· Exposición Jan Van Eyck en Brujas. De marzo a julio, en el Museo Groeninge

La exposición contará con dos obras maestras: La virgen del canónigo Joris Van der Paele y el Retrato de Margaretha Van Eyck, la esposa del pintor.

· Exposición Hans Memling en el arte contemporáneo. De abril a septiembre en el Sint-Janshospitaal

La influencia de Memling en otros maestros como Durero y Rafael y como la influencia llega a la actualidad con la obra de David Claerbout y Diana al-Hadid, entre otros.

Memling en Brujas: Aydin-Aghdashloo-Memling (c)MuseaBrugge

· Exposición El cielo en pocas palabras. Arte y devoción en la era borgoñona. Desde octubre a febrero de 2021 en el Sint-Janshospitaal

Se centrará en la portabilidad de los objetos de rezo: rosarios, libros de rezos, etc.

 

En definitiva, OMG! Van Eyck was here. Are you here?

https://www.flemishmasters.com/es/

https://visit.gent.be/es/omg-van-eyck-was-here