Hablar de Banksy es hablar de esa frontera que existe entre lo que es arte y lo que no lo es, o más bien, entre lo que el “mercado del arte” considera o no arte.

Pero ahí está Banksy, con un pie dentro y un pie fuera, creando proyectos propios como fue Dismaland, con su película ‘Exit Through the Gift Shop’ (de la que hablé en este blog en 2014) y desde hace unos meses en Barcelona con una exposición que indica claramente “no ha sido autorizada por Banksy pero que presenta obras originales procedentes de colecciones privadas”. Y es que, por poco que sepamos de Banksy y de sus jugarretas en subastas de arte, lo que está claro es que su obra no ha pasado desapercibida por los coleccionistas y, a pesar de no saber quién está detrás de este nombre, ni qué rostro tiene, las obras de este británico se cotizan en grandes cifras. Ha adquirido la categoría de fenómeno, capaz de levantar revuelo en todo el mundo con un pequeño grafiti en un canal de Venecia sin descifrar exactamente la ubicación para que las personas lo busquen, lo encuentren y lo disfruten lejos del “mercado”. Incluso existen libros con las localizaciones y tours de sus grafitis en Londres.

Recreación del estudio de BanksyVolviendo a la exposición, ‘The Art of Protest’ que se presenta en el Museu del Disseny de Barcelona (Disseny Hub Barcelona) hasta el 13 de marzo, cabe decir que, desde que la abrieron en noviembre, ya han pasado por ella más de 60.000 personas. Sin duda esta exposición es una gran acción de marketing por parte de la empresa que gestiona la exposición, The Sold Out, pero sobre todo, es un imán para las personas que quieran disfrutar de la obra de Banksy dado lo difícil que es disfrutar de sus piezas en directo. Con cerca de 70 obras originales en diversos formatos, una reproducción de su estudio y varias áreas audiovisuales, la exposición cuenta además con una completísima audioguía para conocer más en profundidad cada pieza de Banksy.

Captura de la audioguía de la exposición ‘The Art of Protest’

La exposición es un recorrido no solo por obras concretas de Banksy también por proyectos como el célebre Walled Off Hotel con vistas al muro de Palestina o el macabro parque de atracciones de Dismaland.

Imagen del proyecto ‘Walled Off Hotel’

 

Audiovisual sobre el proyecto ‘Dismaland’

El punto de conexión de las obras de Banksy es el poder de crítica y reflexión que presenta sobre la globalización, el consumismo, las guerras, el poder de la política y la religión, la lucha de clases, la crisis migratoria o la climática o el control al que estamos sometidos por gobiernos y corporaciones a través de sus cámaras de vigilancia. Para criticar estos aspectos no duda en hacer uso de la imagen de personalidades como la Reina de Inglaterra, Lady Di, Lenin, John Travolta o incluso Jesucristo, pero también personajes anónimos: policías británicos, militares, niños y niñas, monos y ratas.

“Algunas personas se hacen policías porque quieren hacer del mundo un lugar mejor. Otras personas se hacen vándalos porque quieren hacer del mundo un lugar más atractivo.” Banksy

“No podemos hacer nada para cambiar el mundo hasta que el capitalismo se desmorone. Mientras tanto, debemos ir todos a comprar para consolarnos.” Banksy

 

Entre las obras más conocidas que se pueden disfrutar en esta exposición destacan:

  • Niña con globo, que cuenta con un espacio para conocer la historia de la pieza y comprender el significado de esta obra que ha sido replicada en cientos de objetos de merchandising y se ha convertido en una de las obras de arte contemporáneo más reconocidas del mundo.

 

  • Cristo con bolsas de la compra, una sátira sobre la distorsión del verdadero significado de la Navidad, lanzada en 2004 con una edición de 82 copias y que, a pesar de convertirse en una imagen de culto, nunca se ha vuelto a imprimir o reproducir.

  • Love is in the air, una de sus obras más reconocibles donde un manifestante lanza un ramo de flores en lugar de un cóctel Molotov y que vendría a indicar que, protestar contra el capitalismo o los regímenes militares es tan inútil como lanzar flores contra un muro.

También merecen especial atención dos piezas originales recuperadas que se presentan en el vestíbulo: ‘Pissing Guard’, que dibujó en la esquina de un edificio en el londinense barrio de Shoreditch con un guardia real orinando y ‘Out of Bed Rat’ con su icónica rata que reprodujo en Los Ángeles.

 

The Art of Protest

Disseny Hub Barcelona

Hasta el 13 de marzo de 2022

www.banksyexhibition.es